Scottish

La Scottish es el nombre por el que se define la cerveza elaborada en Escocia.
Es una de las cuatro clásicas, opacas, oscuras cervezas originadas en las islas Británicas. Las otras 3: Stout, Porter y Brown Ale.
Quizás la más definida de las características que diferencian a las cervezas de Escocia de otras oscuras es su sabor limpio y fresco.


Antiguamente, en Escocia era imposible cultivar lúpulo que estuviese en buenas condiciones; la necesidad de importar lúpulo produjo una cerveza en que la malta era predominante, y el clima frío de Escocia una fermentación mas limpia.
Es una cerveza dulce de buen cuerpo, color rubí, profundamente malteada en sus olores y sabores, con dejos de frutas.
Algunas pueden tener un sabor ligeramente ahumado.

También podés encontrar la denominación Scotch Ale. No hay límite claro entre Scottish y Scotch Ale, excepto que esta última tiende a ser más fuerte y más pesada.

Las variedades del estilo son diferenciadas, respecto de su densidad y contenido alcohólico, basándose en el viejo precio por barril del siglo XIX “/-“ se lee como "shilling", chelines, antigua moneda Británica desaparecida.
Los valores eran 60 /-, 70 /- , 80 /- y 90 /-

Esta denominación ha tenido un renacimiento y actualmente se acompaña al número una denominación.

light 60 /-
heavy 70 /-
export 80 /-
wee heavy 90 /-

Actualmente muchas cervezas de este estilo se utilizan como cervezas para la época de Navidad.


Temperatura: Servir entre 8°-10° C

Las Combinaciones o Maridajes

Estas son algunas ideas para saborear esta cerveza.
Complemento: Mouse de chocolate con crocante de caramelo.
Plato: Costillas de cerdo asadas. Condimentadas con hiervas frescas al terminar la cocción como salvia, tomillo y albahaca.
Contraste: Queso brie con parmesano rallado y pimienta.
Recomendado: La combinación o acompañamiento recomendado para degustar en su máximo esplendor esta cerveza son los buenos amigos.


Esto dice la BJCP acerca de esta cerveza.

9- SCOTTISH AND IRISH ALE
Todas las subcategorías Scottish Ale (9A.9B y 9C) comparten la misma descripción. Los subestilos Scottish Ale se diferencian por su densidad y contenido alcohólico, aunque las versiones más fuertes tendrán sabor más intenso y más amargor para balancear la malta.


Aroma: bajo a medio, dulce, a malta, a veces acentuado por la baja a moderada caramelización en la cocción. Algunos ejemplos tienen bajo aroma a lúpulo, levemente frutal, bajo diacetil y bajo a moderado aroma a turba (todos son opcionales). El aroma a turba es percibido como terroso, ahumado, o tostado suave.
Aspecto: ámbar profundo a cobre oscuro. A menudo muy cristalina debido a la fermentación larga y en frío. Baja a moderada espuma, coloreada tostado suave.
Sabor: el primer sabor es a malta, pero no debe ser demasiado fuerte. La dulzura inicial a malta está usualmente acentuada por la caramelización en la cocción, y está a veces acompañada por un bajo diacetil. Esteres frutados de moderado a ninguno. El amargor es bajo a moderado, pero el balance siempre será hacia la malta (aunque no siempre por mucho). A lúpulo, moderado a bajo. Moderado a bajo sabor a turba es opcional, y se percibe como terroso y ahumado. Generalmente tiene un finish seco, debido a las pequeñas cantidades de cebada no malteada.
Sensación en boca: cuerpo mediobajo a medio. Baja a moderada carbonatación. A veces un poco cremosa, pero a menudo muy seca debido al uso de cebada tostada.
Impresión general: Límpida, maltosa, con un finish seco, quizás con pocos ésteres, y en ocasiones una tenue nota terrosa a turba. La mayoría de las cervezas tienen un finish discretamente seco, considerando su relativo gusto dulce, teniendo un diferente balance que las scotch ale fuertes.
Historia: tradicionalmente las cervezas escocesas reflejan los ingredientes nativos (agua, malta), con menos lúpulo que sus contrapartidas inglesas (debido a la necesidad de importarlos). Es también tradicional la larga fermentación en frío.
Comentario: el balance malta-lúpulo está discretamente hacia el lado de la malta. La caramelización viene de la cocción, y no de la malta caramelo (a veces confundida con diacetil). Aunque inusual, cualquier carácter ahumado es de la levadura o el agua, y no de maltas ahumadas con turba. El uso de maltas ahumadas con turba para acentuar el carácter ahumado debe ser restringido. Las cervezas marcadamente ahumadas deberían entrar en la categoría de cervezas ahumadas, y no aquí.

Ingredientes: malta base pale inglesa o escocesa. Pequeñas cantidades de cebada tostada añaden color y sabor, y dejan un finish seco, ligeramente a tostado. Lúpulos ingleses.
Levadura de relativamente baja atenuación. Algunos cerveceros comerciales añaden pequeñas cantidades de malta caramelo, ámbar o de trigo, y adjuntos como azúcar.
El carácter opcional a terroso, a turba o ahumado viene de la levadura, la malta o el agua
más que de usar maltas ahumadas.


9 A – Scottish light/60:

Estadísticas vitales:
IBU:10-20;
SRM: 9-17;
DO: 1030-1035;
DF: 1010-1013;
Alcohol: 2.5-3.2%.

Ejemplos comerciales: Belhaven 60/ (todas son producidas en barril, no se exportan).

9 B – Scottish heavy 70/:

Estadísticas vitales:

IBU:10-25;
SRM: 9-17;
DO:1035-1040;
DF: 1010-1015;
Alcohol: 3.2-3.9%
Ejemplos comerciales: Caledonian 70/.
NOTA del Blog: En su comentario sobre la cervecería Caledonian, Michael Jackson dice que es en la actualidad la única cervecería británica que utiliza calderas de cocción a fuego directo, si bien ahora son a gas y no a leña como antiguamente. El maestro cervecero Russell Sharp, afirma ‘Hervimos, no cocinamos a fuego lento. Esto proporciona aromas y sabores que no se pueden conseguir con el acero inoxidable y el calentamiento con vapor’. Caledonian elabora actualmente cervezas con un lupulizado más cercano al inglés que a las clásicas ales escocesas.

9 C – Scottish export 80/:

Estadísticas vitales:
IBU: 15-30;
SRM: 9-17;
DO: 1040-1054;
DF:1010-1016;
Alcohol: 3.9-5%.
Ejemplos comerciales: Caledonian 80/.

1 comentario:

standen dijo...

Muchas gracias por la información en detalle, Slds desde Chile!